El burro de Bainoa: hasta los burros entienden el amor

En la provincia de La Habana hacia el noroeste existe un pueblecito simpático y acogedor donde andaba suelto por las calles un borrico. No tiene al parecer dueño, pero la gente lo consideraba un habitante mas de la población. En una casa le daban maíz, en otra agua. El inofensivo animalito deambulaba por las calles a sus anchas y no faltaba quien tratara de divertirse a costa de la precaria inteligencia del equino, haciéndole toda clase de maldades y abuses. Le daban de beber cerveza hasta emborracharlo para verlo hacer piruetas por las calles tratando de conservar el equilibrio, de una manera muy cómica, y para divertirse a su vulgar y cruel manera. Otras veces le amarraban latas vacías al rabo para verlo correr asustado de una punta a la otra del pequeño poblado. Así, un sin fin de otras crueldades a las que la infeliz acémila reaccionaba, claro esta, de acuerdo con su proverbial torpeza. Pero parece que su torpeza no es tanta como la que se le acredita, me informan que el animalito acostumbraba a tocar la puerta de las casas donde solían tratarlo con cariño y le daban de comer o de beber. Este pueblecito debe sentirse muy agradecido de este infeliz y famoso pollino. El anodino pueblecito salió del anonimato de su habanera geografía gracias a su peculiar animalito, el burrito de Bainoa. El Burro de Bainoa no fue el único en Cuba con esas características. En Santa Clara lo emulaba el Burro Perico, con iguales o parecidas travesuras, tan famosas como las del Burro de Bainoa, su pollino hermano. Este jumento, a pesar de su notoria estupidez, demostró tener mas nobleza que los que lo hacían objeto de sus burlas y malos tratos. En aquella época. Desafortunadamente, no existían sociedades protectoras de animales, tampoco había en el pueblo quien pusiera fin a los desafueros de los que se divertían a costa del animalito. Así es como la historia de este burrito se queda grabada en la leyenda del pequeño pueblo de Bainoa. Desde entonces, cuando alguien hace cosas torpes, o comete tamaña estupidez, se suele decir en son de broma: Ese es mas burro que El Burro de Bainoa. Quiero expresarle las gracias a Lilia Bustamante la autora de este artículo por su aporte.

Advertisements

~ by Rafael Martel on August 14, 2012.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: