Asesinan a Griselda Blanco, la ‘madrina de la cocaína’ de Miami


Griselda Blanco, la jefa del narcotráfico conocida por su sangriento estilo de venganzas callejeras durante la era de los “cocaine cowboys”en el Miami de los 70’s y los 80’s, fue asesinada el lunes en Medellín por sicarios que viajaban en motocicleta.

Blanco, de 69 años, pasó casi dos décadas en prisión en Estados Unidos por tráfico de drogas y por tres asesinatos, incluyendo la muerte de un niño de 2 años de edad en Miami.

Llamada la “Madrina de la Cocaína”, fue deportada en el 2004 a Colombia, donde mantuvo un bajo perfil.

La policía nacional de Colombia confirmó su muerte el lunes por la noche. De acuerdo con reportes de la prensa colombiana, dos asesinos a sueldo que iban en motocicletas se acercaron a Blanco cuando salía de una carnicería en Medellín, su ciudad natal. Un hombre le disparó dos veces a la cabeza según el diario El Colombiano. Esta era la maner de morir que muchos le habían pronosticado: a Blanco se le acredita el haber inventado la idea del “asesino en motocicleta” que se acercaba a sus víctimas y las rociaba de balas.

“Nos sorprende a todos que no la hubieran matado antes porque se hizo de muchos enemigos”, dijo el ex detective de homicidios de Miami, Nelson Andreu, quien participó en las investigaciones de sus actividades. “Cuando uno mata a tanta gente y lastima a tanta gente como lo hizo ella, es sólo cuestión de tiempo para que te encuentren y traten de igualar la balanza”.

La ex narcotraficante estaba con una cuñada suya embarazada, quien resultó ilesa. De acuerdo con El Colombiano, la mujer le dijo a la policía que Blanco ya no estaba involucrada en actividades criminales y que esperaba vivir de la venta de varias propiedades que poseía.

Blanco se convirtió en la imagen de las masacres de los “cocaine cowboys”de los 80’s, cuando bandas rivales de traficantes de drogas emboscaban en público a sus rivales.

Criada en los barrios bajos de Medellín, Blanco inició su carrera criminal como carterista, llegando a comandar un imperio que presuntamente enviaba 3,400 libras de cocaína por mes, en barcos y en aviones. Fue considerada como una de las pioneras colombianas del contrabando de drogas a Estados Unidos y una precursora de los grandes carteles que dominaron el mercado a fines de los 80’s. Incluso hizo que una tienda de lencería de Medellín le diseñara sostenes y fajas con bolsillos para llevar cocaína, los que eran usados por sus “mulas”que transportaban la droga a Miami.

La mujer administró su organización con tres de sus cuatro hijos, dos de los cuales fueron posteriormente asesinados en Colombia.

Blanco era conocida por su extravagante estilo de vida -uno de sus hijos se llamaba Michael Corleone en honor el personaje de El Padrino. Tres de sus esposos también murieron en incidentes de violencia relacionados con las drogas.

Pero fueron su caráceter volátil y su proclividad a la insaciable violencia lo que terminó llamando la atención de las autoridades y del público en general.

La policía la relacionó con la famosa balacera con subametralladoras a plena luz del día en el Dadeland Mall, que conmocionó a Miami en 1979. Los detectives estimaron de manera conservadora que era responsable por unos 40 homicidios, aunque sólo fue condenada por tres.

~ by Rafael Martel on September 4, 2012.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: