El fin de Globovisión: Canal iraní ofrece su programación al canal privado venezolano Globovisión publica el Nuevo Herald

Rafael Román Martel

El que hasta hace unas semanas fue un canal de noticias, el democrático Globovisión paulatinamente de cenicienta se convierte en calabaza, en una caricatura calcada de la siniestras programaciones que el régimen venezolano controla apara azotar, humillar y condenar a todo el que se le opone. Ya llegó en Venezuela la hora de la cebolla. No hay pollo, no hay arina, ni papel toilette, y ahora no sé que “cola” se va a inventar la dictadura para que algunos venezolanos puedan recibir una buena dósis de libertad de expresión.

Ayer el embajador de Irán en Venezuela ofreció los servicios de un canal iraní que difunde su programación en español. ¿Qué puede ofrecer este régimen islámico radical a un país latinoamericano? ¿Acaso ofrecerán clases de cómo tratar a las mujeres? ¿O tendrán una programación especial en donde ahorcan, en vivo y a todo color, a los homosexuales, apedrean a muerte a las mujeres, por acusaciones de infidelidad, ejecuten a quema ropa con rifles AK-47 a los que acusan de delitos contra el estado o quizá para los niños hayan ofrecido una programación especial que los enseña a odiar a Los Estados Unidos y a “amar”-verbo favorito del inepto de Nicolás Maduro-al líder ilegítimo y ladrón de la revolución bolivariana?

Nada positivo tiene Irán que ofrecer al pueblo venezolano. Los convenios comerciales entre los dos países han sido un rotundo fracaso. El mejor ejemplo es la fabricación de unos automóviles cuya compañia apoderaron Venirauto. Esta fenómeno de la tecnología tercermundista lanzó al mercado autos con nombres tan fantásticos como el IKCO y el Soren. En alguno de sus delirios el presidente Chávez llegó a afirmar que estos trastes iraníes eran mejores que los Toyota. Años después de construir las máquinas sus talleres de construcción se están derrumbando. Unos pocos trabajadores deambulan por éstos porque ya casi no se producen. Unos meses después que los venezolanos mordieron el anzuelo y se aventuraron a comprar estos carros, comenzaron a tener serias fallas del motor, de la transmisión, de los focos. En fin, un desastre.

Con este tipo de capacidad y tecnología es que Irán venderá al “Nuevo Globovisión” sus programas televisivos. Ya no queda mucho del canal. Leopoldo Castillo está con un pie adentro y el otro en Miami. Bastante ha resistido este señor, quien merece todo nuestro respeto, y sus compañeros periodistas, algunos ya fuera de Globovisión. Aymara Lorenzo y José Vicente Antonetti pueden ir recogiendo las maletas, Gladys Rodríguez y su equipo lo mismo. Es el fin de Globovisión como un reflejo del fin de Venezuela, a no ser ocurra un milagro y que el milagro no se llame Disdado Cabello, que hay milagros y hay “milagros”. Cuidado.

Hablando de milagros, la seguridad cubana grabó un prodigioso audio en el que uno de los personajes más virulentos y arsénicos de la era chavista, el asesino confeso Mario Silva, presidía juicio, frente a uno de sus superiores cubanos, contra el actual presidente de la asamblea nacional venezolana, el hombre con el nombre: God Given Hair (Diosdado Cabello). El audio lleno de chismes, acusaciones, decalificaciones y sentencia final donde se pide la cabeza del señor Cabello no es sólo un acto de genuflexión de parte de Silvagate, sio de alta traición tanto a la patria coo a sus compañeros. Esto ha surtido un efecto con caja de resonancia con la música han comenzado a rodar las cabezas de varios chavistas, pero curiosamente desde Silvagate, como le llaman a este escándalo en Venezuela, la guillotina informatica a causado bajas en Globovisión. Y es que es tiempo de purgas; uno de los ejercicios favoritos del comunismo.

No obstante, Silva, un operador explosivo e incómodo-y como él mismo se confesó “de mente malvada y maquiavélica” puede que haya sido el blanco de una purga de parte de los dos hombres más poderosos de La Gran venezuela: Maduro y Cabello. Sus diferencias pueden ser parte de un complot que emana de las más luminosas mentes del G2 cubano y de un hombre cuyo peso siempre es un factor en Venezuela: Jose Vicente Rangel.

Rangel puede traer el balance entre Cabello y Maduro si sus diferencias son reales y no creadas por el mismo Rangel, el hombre más experimentado, astuto y capaz de la política venezolana. La aversión expresada por Mario Silvia hacia este señor puede haber sido plantada por Rangel mismo para quitarse del medio al conductor de “La Hojilla” y a sus amigos, ahora caídos en desgracia. Si las expresiones de Silva son auténticas el daño es mucho mayor, no hay más que observar la mirada de José Vicente para entender que este viejo militante no está jugando.

Los nuevos dueños de Globovisión compraron la empresa para hacer dinero, nada de malo hay en eso. Y mientras si se hacen millones se le hace un favor también a tus amigos, los que te facilitaron la compra de la cadena televisiva, mucho mejor.

Estoy seguro que en cuestiones esenciales de la política interna y externa de Venezuela es José Vicente Rangel el político cuya opinión es necesario consultar.

No creo que sean ideólogos de la secta los compradores de Globovisión- aunque todo es posible bajo el universo Marxista-así como lo imposible es muy probable en el mundo de los servicios de inteligencia de occidente y la respetable Mozad israelita, la cual, como los que se hacen llamar “The smartest guys in the world” se rigen por un estricto código de misión, igual a un código de principios que los hacen protectores del Nuevo Orden Mundial, fieles a sus aliados, fieros enemigos de sus adversarios. Muy cercanos a la inteligencia británica, australiana, alemana y española, entre muchos otros aliados y agentes alrededor del mundo. Dentro de toda esta red de inteligencia respeto y admiro a la Mozad. La CIA es una de la agencias de inteligencia que más cerca trabaja en todos los países democráticos del mundo. La CIA, intencionalmente mal interpretada por los nuevos líderes electos de Latinoamérica, para quienes los socialistas desesperadamente intentan bolivarear a un continente apartado por la ambición de sus propios ciudadanos, es una identidad demoníaca, a la cual acuden los líderes comunistas del hemisferio, como Castro desde 1060 y Chávez y Maduro desde la década del 2000 para acusar sin fundamentos de crímenes y atentados que han existido sólo en su imaginación.

Muy lejos de la inteligencia occidental, que los observa con curiosidad mientras los venezolanos comunistas proclaman una infiltración pero son satélites, haciéndose piezas que se han dejado utilizar a conveniencia propia- para desmantelar lo que fue una necesaria fuente de información para el pueblo venezolano, los comunistas acusan una y otra vez a organizaciones que ni siquiera los tienen en cuenta ni los mencionan de actividades conspirativas.

Es parte de la paranoia comunista para tapar las necesidades que el pueblo pasa por culpa de los mismos comunistas, quienes controlan la comida, el agua, la electricidad y no controlan el oxígeno que respiramos porque han sido incapaces de hacerlo.

Si las aseveraciones de Silva no fueron sazonadas por la contra inteligencia cubana o por Cabello y Maduro, bajo la consulta de Rangel. Si las realizó obedeciendo a su carácter violento y su idealismo marxista, entonces cometió un grave error. Rangel, con fuertes lazos en Cuba y a través del mundo, lazos que ha sabido apretar con exquisitez talleryana, no perdonará tal impertinencia.

De hecho los estilos comunicativos de Silva y Rangel son dos polos opuestos. El primero insulta, con el verbo más ruin a todo el que cae en su boca. Rangel, con elegancia en su semántica, inteligencia, opinión crítica respaldada por datos-siempre el borde de la credibilidad, jamás exagerado-y de calculado discurso, convence a mayor nivel hace mucho más daño a los opositores del socialismo bolivariano que agotan hasta el aburrimiento la descalificación vulgar y el lenguaje de la calle.

Esta experiencia y este garbo hicieran que Chávez lo tuviera a su lado a través de su meteórica carrera política. Sin embargo Rangel es capaz de ser duro como el más duro. Lo ha visto todo en su larga carrera política. Es una enciclopedia política, fuente de la cual los Cabellos y Maduros de este mundo cometerían un craso error sino escuchan sus consejos con máxima consideración.

No, está gente que “compró” Globovisión no está interesada en promover el equilibrio noticioso, ya bastante descalabrado en Venezuela antes de que estos señores compraran el canal.

Ya el portal de Globovisión no es el mismo. Va perdiendo fuerza periodística y veracidad día a día. Se repiten las noticias con las mismas caras oficialistas, multiplicando las mismas consignas, las mismas mentiras.

Ya en los rostros de los presentadores y presentadoras que se mantienen en los puestos de la empresa es visible cierta inconformidad, cierto disgusto, y es que sienten la presión y la tristeza de ver a sus compañeros, unos despedidos, otros irse por su cuenta.

Saben que a ellos también les llegará su día.

Todo lo que necesitan los nuevos dueños de Globovisión es tiempo para reemplazarlos.

Mientras tanto trabajarán a la audiencia, dándole migajas de algunas conferencias de prensa de Capriles, mientras a la característica manera totalitaria el socialismo, apagarán las voces de protesta de miles de estudiantes, obreros y la mayor parte del venezolano.

Conservarán a todo presentador que se preste para sus juegos. La prioridad para estos magnates es multiplicar sus fortunas. Tratarán de disfrazar sus conexiones chavistas hasta que les sea posible, tratando de persuadirlos que dejen una ventana a su canal para dar la apariencia de que existe “la libre expresión” en Venezuela.

En caso de que ocurra un cambio radical hacia la democracia en el país, siempre intentarán manejar el lado más falso de su estrategia: que mantuvieron la “neutralidad”. Porque expresarán, como justificación, que el único interés que ellos tienen es el bienestar del pueblo venezolano, la libre corriente informativa y los niños y los pollos, etc.

Ya el régimen Iraní está a la puerta de alcanzar espacios en Globovisión. Nada me extrañaría que en las próximas semanas la televisión cubana les imponga, con la asistencia de Maduro, sus delirantes e invenenadas diatribas a las que llaman “programas”.

Si esto sucede los nuevos gerentes de la cadena televisiva mostrarán su rostro: el de gente que suprime la libertad de expresión del pueblo venezolano a costa de éste y sus propias ambiciones o tendencias políticas,

He aquí la nota de la agencia EFE, publicada hoy los periódicos interesados como El Nuevo Herald de Miami. Una nota “imparcial”, “neutral” y tan mediocre como es capaz el Nuevo Herald de publicar. Sus editoriales, sus articulistas, están regidos por la moderación linguística, la neutralidad periodística y la veracidad informativa. Sí, eso está bien.

Caracas- “El embajador de Irán en Venezuela, Hojattolah Soltani, informó hoy que ofreció a los nuevos dueños del canal privado venezolano Globovisión la programación en castellano del canal iraní HispanTV, propuesta que fue bien recibida por los empresarios que ahora dirigen el medio.

Hojattolah Soltani indicó, tras sostener una reunión con Juan Domingo Cordero, uno de los nuevos dueños del canal, que en el encuentro se habló de la posibilidad de transmitir por Globovisión las noticias, películas, series documentales y reportajes del canal iraní HispanTV en castellano.

“Creo que hoy en día el mínimo derecho de los seres humanos es el acceso directo y libre a las informaciones correctas y reales que ocurren en el mundo”, dijo el diplomático a las cámaras del canal Globovisión.

Cordero indicó, por su parte, que son muchos los campos en los cuales puede haber una colaboración entre Irán y Venezuela y que tras escuchar “con mucho interés” la proposición del embajador “con todo gusto” se procurará que los dos pueblos “se conozcan” y aprendan “uno del otro”.

Asimismo, señaló que “este es el comienzo de un proceso de apertura” y que recibirán a otros embajadores de otros países que también tienen propuestas que hacerles con miras a ser incluidos en su programación.”

Y senaló que bla, bla, e indicó que eso mismo, dijo el Señor Sorel y etc y más baba.

~ by Rafael Martel on May 30, 2013.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: