Jarabe de “Componte”

Viernes, Julio 19, 2013/Por Luis Cino Álvarez

LA HABANA, Cuba, julio, http://www.cubanet.org -Se refería hace unos días el general Raúl Castro, en su discurso ante la Asamblea Nacional del Poder Popular, a los múltiples males que azotan a la sociedad cubana. Y uno no sabe por qué preocuparse más, si por la existencia de dichos males, en cuyo recuento el general se quedó corto –probablemente sus informantes del Partido no quisieron hacer demasiado larga la lista de indisciplinas sociales e ilegalidades para no escandalizarlo y preocuparlo demasiado- o por los métodos que utilizarán para disciplinarnos y adecentarnos.

Aunque le agradezcamos la sinceridad, no era preciso que el general-presidente alertara al respecto: ¡vaya si sabemos que en esta sociedad los valores se han ido a bolina y los conceptos más elementales han trocado sus significados!

Se han hecho parte de la anormal normalidad nuestra de cada día el ruido del reguetón, los sobornos, las palabrotas, la chusmería, los escándalos domésticos que derivan en riñas tumultuarias; los empujones para abordar la guagua; los muchachos que van por la calle sin camisa, el pantalón por la verija, vociferando y bebiendo alcohol a pico de botella; las fiestas que terminan a machetazos, la gente que lanza la basura a la calle; los que orinan y cagan en los portales; los hombres que entran a las funerarias en camiseta y sin quitarse la gorra; las muchachas, con modales de burdel, que anuncian sus tarifas y exhiben su cuerpo como carne de cerdo en tarima …

Sería mejor que luego de enumerar los desastres, si quieren empezar a buscar soluciones, que hurguen en las causas… ¿Por qué tantos cubanos prefieren vivir del trapicheo y el delito antes que trabajar para el Estado o sacar una licencia para trabajar por cuenta propia? ¿Por qué hay tantos alcohólicos? ¿Cuál es el verdadero significado de las palabrotas y la jerga marginal de los adolescentes? ¿Cuánto de frustración hay en las piedras que lanzan los gamberros contra los cristales de las guaguas? ¿Por qué son jóvenes la inmensa mayoría de los están en las cárceles y de los que se van del país?

¿Pensarán los Jefes que los cubanos le hemos cogido el gusto a vivir en la cochambre y la ilegalidad?

¡Cualquiera se eriza cuando los mandarines verde olivo hablan de imponer orden! Y no es que no haga falta el adecentamiento de la piara en que nos han convertido, pero no a la manera que ellos conciben el orden y la disciplina, ni con los métodos que utilizan.

Presiento que se avecinan nuevas legislaciones draconianas, que vuelven el componte y los mayorales, las multas hasta por respirar y estar vivos, que se duplicarán los abusos de la PNR –y más ahora con la modificación penal que aliviará el trabajo a los tribunales municipales y concederá a los policías fueros de jueces para multar y también para dejarse sobornar por los maleantes- y los desalojos que no dejan de ser exactamente eso por que oficialmente los llamen “extracciones”. Y todo lo demás que se les pueda ocurrir por el camino a los caciques para frenar tanto desenfreno. ¿Se imaginan si les da por cortarles las manos a los ladrones, como en Arabia Saudita, la cantidad de mancos que habrá en Cuba?

~ by Rafael Martel on July 19, 2013.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: