Con brigadas violentas Cuba consolidó su revolución

Armados con pistolas y palos, los colectivos cubanos mantienen la represión en la isla.


Mujeres partidarias del Gobierno participan en un acto de repudio a las Damas de Blanco (Efe)

FRANK LÓPEZ BALLESTEROS | EL UNIVERSAL/Venezuela
viernes 28 de febrero de 2014

Con una perfeccionada estrategia de represión que engavetó los largos arrestos, torturas y fusilamientos a opositores cubanos, el Gobierno de Raúl Castro viene aplicando cambios en los métodos con los que la seguridad del Estado logró por la fuerza consolidar la revolución.

Cuba viene recurriendo con más frecuencia a sus grupos parapoliciales, como las “Brigadas de Respuesta Rápida (BRR)”, nacidas en la década de 1980 con la misión de agredir física y verbalmente a la disidencia para infundir miedo y aplacar futuros focos adversos.

Con unas 6.400 detenciones arbitrarias por motivos políticos en Cuba en 2013, el Gobierno raulista optó por arrestos de corto alcance, agresiones físicas moderadas, multas e intimidación en las calles contra opositores, que mantiene a la sociedad con el mismo sentimiento de indefensión.

En un sistema donde la lealtad era un requisito esencial y la disidencia un delito, la Cuba de Fidel Castro conformó las BRR con funcionarios de seguridad, población adepta al proceso, policías de civil, delincuentes y militantes del Partido Comunista, que estaban armados con pistolas o palos.

Con golpizas, asaltos, ataques verbales, las BRR fueron el mayor muro de contención en los años más duro de la represión de la dictadura cubana.

“Las brigadas se enfocaron en los 80 en aquellos cubanos que deseaban abandonar el país. A partir de 1990 la emprendieron contra los defensores de derechos humanos, hasta ir finalmente focalizándose en cualquier opositor o activista”, escribía desde La Habana el disidente y activista cubano Antonio Rodiles.

En la actualidad, estos grupos formados en su mayoría por agentes pagados por el Ministerio del Interior, “trabajan quirúrgicamente en evitar la propagación de los focos de descontento o de libre pensamiento dentro de la población cubana”, advertía el opositor, quien ha estado varias veces detenido.

Las Damas de Blanco, movimiento integrado por esposas y familiares de presos políticos, fue una de las que más sufrió acoso por parte de estos grupos en 2013, reveló la independiente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn).

Desde que asumió el poder en julio de 2006, Raúl Castro apostó por revivir los llamados “actos de repudio” y acciones vandálicas ejecutadas por las brigadas, a diferencia de las largas condenas con las que su hermano marcó el régimen.

Linchamiento verbal

Las Brigadas de Respuesta Rápida son las ejecutoras de los “actos de repudio”, que nacidos en los años 80, consistieron en hechos de agresión verbal o linchamiento.

“Esta práctica la sufrían los activistas de derechos humanos, periodistas y bibliotecarios independientes, miembros de organizaciones civiles no oficiales, entre otros”, explicaba Eloy González, médico cubano exiliado en Estados Unidos, que maneja un proyecto en respaldo a la medicina.

González recuerda que era el “Gobierno a través de su policía política la que se encargaba de organizar estos actos, arreando a una turba de maleantes que se situaba al frente de las viviendas de los opositores sin que ellos pudieran salir ni entrar a sus casas por horas y a veces días”.

Los brigatistas -explicaba el médico- comenzaban a gritar “¡ahí dentro están los gusanos, parece que tienen miedo, no salen, si salen los vamos a ‘partir’ (agredir)!”.

Esta mezcla de brutalidad parapolicial ha sido exportada por Cuba durante años como parte de su aparato y estrategia de seguridad cuyo objetivo es lograr la sostenibilidad de los regímenes que atraviesan serios reclamos democráticos.

Conforme la violencia se institucionalizó, el Gobierno de los Castro propagó un discurso de unión y pacificación social -un llamado a la paz mundial-, que por años ofreció una imagen cándida de una revolución socialista, que en la actualidad tiene 87 presos políticos, como denuncia en enero la Ccdhrn.

~ by Rafael Martel on February 28, 2014.

2 Responses to “Con brigadas violentas Cuba consolidó su revolución”

  1. Rafael,

    I am happy you are covering the tragedy at Venezuela

    Take care my friend,

    Dr Roque

    Sent from my iPhone

    >

    • Gracias alcalde por su comentario, hasta los últimos días de mi vida combatiré al comunismo. Eso es para nosotros un deber, habiendo sido víctimas de esta plaga que dejó a 100 millones de muertos en el siglo XX y continúa su río de sangre en el XXI.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: