Robbie Williams – Feel

•July 7, 2015 • Leave a Comment

A mi padre el El Día de Los Padres José Martel – A manera de Homenaje (1923-2010)

•June 20, 2015 • Leave a Comment


Union City, Julio 16, 2010-Murió esta madrugada mi padre. Tenía 87 años y hasta el último día de su vida dio una de sus largas caminatas.

No era alto y jamás pesó más de 127 libras pero fue un gigante. Uno de esos hombres que le dio el frente siempre a la vida, la cual no le fue a menudo fácil.

A los ocho años de edad comenzó a trabajar de ayudante a carnicero. Por la noche cuando llegaba a casa mi abuela le preparaba cucuruchos de maní que vendía frente al cine. Logró construir una bicicleta pieza a pieza. No tenía el dinero para comprarse una entera. Pero el hecho de construir su primera bicicleta lo hizo interesarse en la mecánica. Tendría unos 15 años cuando llevó la bicicleta a Varadero para alquilarla los domingos. En aquellos tiempos-final de los años 30- se alquilaban las bicicletas sin el que las rentaba adelantara un centavo, se pagaba cuando se devolvía. A mi padre jamás le robaron una bicicleta. Compró otra y llevaba una de una mano y montado en la otra iba los sábados y domingos a Varadero a rentarlas.

Pronto comenzó a arreglar las bicicletas de sus vecinos y al principio de los años 40 montó su primer taller en La Marina de Cárdenas, su ciudad natal. Prosperó. Trabajaba sábados y domingos. La familia y el trabajo siempre fueron sus prioridades. Llegó a tener 40 bicicletas para vender o alquilar en su taller.

Se había abierto trecho desde la pobreza a fuerza de trabajo y movió la localidad de su taller a la Calle Calzada, llegando a tener 40 bicicletas para alquilar y una considerable clientela.

Siempre fue serio en su trabajo, al que adoptó como una religión. Hacía los años 50 estaba a punto de comprar su casa, cuya parte frontal usaba de taller. Era un inmenso caserón español donde por las tardes corría la brisa de la bahía de Cárdenas borrando el calor sofocante de las mañanas de verano.

Desde muy pequeño me enseñaba a montar los rayos de las bicicletas, lo cual hacía bajo su supervisión en mis vacaciones de verano y cuando llegaba de la escuela. Al final del día me pagaba para enseñarme los valores del trabajo y el dinero. Su taller estaba casi siempre lleno de clientes en una ciudad caracterizada por la cantidad de bicicletas y coches que circulaban por sus calles. Estaba extremadamente orgulloso de sus “ponches” y su lema era “si yo te arreglo un ponche en ese lugar de la rueda no se te poncha más”. Mi padre fue siempre un hombre de paz. Dos veces lo vi al punto de irse a las manos, una fue un señor que reclamaba sus 40 centavos del ponche que decía se le había roto por el mismo lugar en que Martel lo había cojido. Mi padre se sintió engañado e insultado y tuvieron que intervenir varios clientes para calmarlo. La otra fue simplemente “El asunto de la chancleta”, del que siempre nos reíamos con él.

Era difícil sacarlo de quisio pero era también peligroso hacerlo. Evitaba al máximo estar en una situación de violencia pero cuando tomaba una decisión no cedía. Tenía una filosofía muy sencilla: Cuando hay que pelear hay que echarlo todo hacia adelante, en ese momento estás solo y tienes que darlo todo, decía. Esto lo había aprendido en las calles de Cárdenas, donde se inició en la pelea callejera desde niño para que los abusadores no le quitaran el maní que vendía frente al Cine Cárdenas, o el puesto de limpiar zapatos que se disputaban los muchachos duros de la calle. Tenía un sentido extraordinario del peligro de la calle, de las situaciones, de los “personajes estrátegicos”, Estos instintos y valores tanto familiares como de hombría implantó en mí. Le estaré siempre agradecido.

Pasaron muchos años para entender lo claro que estaba el viejo. En mi experiencia en mis años jóvenes en las noches del New York de la década del 70 y 80 no me sorprendieron ni jamás me amendrentaron los que intentaron faltarme el respeto. También me había curtido en las calles de Cárdenas y Madrid y después a la disciplina de Karate había añadido uno cuantos rounds en rings locales. El boxeo es el mejor mata guapos que he conocido. Mi viejo me había preparado para enfrentar la vida. Más tarde leyendo “La conjuración de Catilina” de Salustio grabé una frase del general romano que intentó usurpar la república y cayó entre sus primeras líneas. Cuando ante la superioridad numérica algunos de sus generales le sugirieron que se rindiera Catilina, entre muchas célebres frases, les contestó que sólo los locos dejan las armas. Lo que reafirmaba los consejos de mi padre. Jamás buscó una pelea pero jamás dejó sus armas, entre éstas la más valiosa que tenía: su disponibilidad ante situaciones difíciles, su disciplina y dedicación a la familia y en el momento necesario su absoluta resolución a darlo todo en cualquier batalla.

Aunque fue dura su vida mantuvo su manera afable y su personalidad conversadora y amigable hasta su último día. Si bien la experiencia de su niñez tronchada y los daños que le causó la infrahumanidad de los comunistas lo afectó profundamente, no así su sentido del humor y su autenticidad como ser humano. Los que lo trataron dan firme testimonio de un hombre amable, sincero y honrado.

No creía en curas ni en dogmas ni partidos políticos y jamás lo vi seguir a otro hombre, aunque llegó a admirar al presidente Ronald Reagan hasta el punto de llegar a tener por un tiempo una foto del presidentel en la sala de su casa, pero amaba y estaba orgulloso de su isla, su taller y su familia hasta su último día. Fue cubano hasta la cepa.

Fue, sin embargo un hombre de paz. No abrigaba el odio. Muchas veces cuando hablaba de su taller con nostalgia no maldecía a los castristas que se lo robaron ni en su ferviente anticomunismo se expresaba con resentimiento hacia la plaga. Agradecía a Dios que lo hubiera elegido para ser uno de los millones de cubanos que pudimos escapar de las garras del lenilismo delirante. Siempre vio el final del comunsimo en Cuba como una gran tragedia por los abusos a derechos humanos y el fanatismo de los oligarcas castristas.

Fue al final de los 50 que la plaga comenzó a dejarse sentir en Cuba. Mi padre, como tantos otros miles de cubanos honestos y trabajadores, fue acusado de “pequeño burgués” por Castro y la tralla. Una tarde que jamás olvidaré vinieron los esbirros y le “intervinieron” su taller. El taller era parte esencial de su vida. Lo tuvo por 28 años hasta que los comunistas se lo robaron. Nunca comprendió ni se recuperó del robo de los podridos marxistas. Aunque fue anticomunista hasta el final, no llegó completamente a comprender el odio y la semilla diábolica de los comunistas de manera total. No escuché una frase de odio ni siquiera sobre la carroña comunista ni de La Pitralfa Humana y su familia. El viejo no estaba en el negocio del odio, su misión fue construir.

Minutos después de la intervención el esbirro le dijo a Martel: “Bueno esto es ahora del pueblo, de la revolución pero te damos la oportunidad de trabajar para la revolución ahora.” Mi padre se negó. Explicaba que cómo iba a trabajar para los que le habían robado lo suyo, construido a base de sudor y trabajo.

Entonces comenzó a tener problemas con los comunistas que llegaron a enviarlo a uno de sus campos de concentración por dos años y a cortar henequén. Había decidido salir de la isla cárcel para traer a su familia a tierras de libertad. Pagó el precio de todo cubano que salió de Cuba en la década de los 60 y 70: el acoso institucional, el desprecio de vecinos y personas que habíamos conocido toda una vida pero que ahora eran más revolucionarios que Fidel.

Ocho años después de salir de Cuba volvió con mi madre, en aquellos primeros viajes llamados “de la comunidad” en los cuales me negué a participar. Regresó sorprendido, no sólo por el deterioro de aquella sociedad sin futuro, sino porque los mismos comunistas del pueblo que le habían hecho daño habían venido a saludarlo y a pedirle cuchillas de afeitar y medias, que mis padres habían llevado en docenas en anticipación a la miseria que enfrentarían. Mi padre les dio las cuchillas, los chicles y las medias que le quedaban sin ningún reparo. Lo único que sintió por aquellos esclavos del comunismo fue lástima y llegó narrando sorprendido como los comecandelas más castristas estaban hechos añicos, desengañados y hambrientos sin poder dar marcha atrás.

En puro invierno del año 70 llegamos a España. El trabajo para los emigrantes era escaso pero no había comunismo. Mi padre comenzó a repartir guías telefónicas por todo Madrid. Era un trabajo que muy pocos hacían. Había que subir la guías telefónicas, auténticos ladrillos, cinco y hasta siete pisos sin elevador. Pero el trabajo, lejos de ser un obstáculo, era una especie de misión para José Martel.

Hijo de españoles, se sintió en casa en la madre patria. La vida era dura en España pero el viejo se sentía libre. Aunque muchos españoles rojos veían la dictadura de Franco como algo insoportable, mi padre sabía que aquello no era el comunismo, del que solía decir: “Si los comunistas pudieran controlar el aire y el sol lo harían sin pensarlo un instante”.

Conoció a mi madre de muy joven y solía decir: “Cuando yo vi a Panchita yo sabía que ella era la mujer de mi vida”. Se casaron y mantenían un matrimonio de 60 años.

Toda la vida mostró una actitud ejemplar hacia el trabajo y la familia, algo que dejó sus huellas en mi y de lo que le estoy eternamente agradecido.

Después de tres largos años en España arribó a Los Estados Unidos el 15 de mayo de 1973. Trabajó en K-Mart otros 28 años. No llegó tarde ni un día. Estuvo ausente 3 días en 28 años. Antes de retirarse la compañía lo homenajeó sacando un reportaje en su boletín nacional. Era muy querido por sus compañeros de trabajo, con los cuales se mantuvo en comunicación hasta el último día.

Como todos los cubanos que aman a su patria siempre estuvo atento del acontecer cubano. Siempre soñando con la libertad de su país. No fue un actvista político pero fue un repúblicano de Ronald Reagan, el presidente que más admiraba.

El boxeo era su deporte favorito, del que llegó a ser un experto. Me trasmitió también esa afición y admiración por este deporte duro que era compatible con su vida y su carácter. La primera pelea de boxeo que vi en mi vida fue a su lado, en un pequeño televisor en el piso que compartíamos con otros cubanos en Madrid. Me despertó en la madrugada para ver la pelea de Mohamed Ali y el argentino Ringo Bonavena, trasmitida en directo por Televisión Española desde el Madison Square Garden. Mi padre reconoció inmediatamente el talento de Ali. Repetía que el boxeo “es el deporte más duro”, algo que pude experimentar años más tarde. Tengo la dicha de haber compartido muchas peleas de boxeo con él y su nieta comenzó a escribir sobre este deporte profesionalmente a la edad de 18 años. Frances le dio muchas alegrías y sus personalidades son sorprendentemente similares. No escondía el orgullo que sentía por ella ni ella el amor y agradecimiento hacia su abuelo. Hasta su último día con nosotros comentó lo orgulloso que sentía de Fran. Ella le dio el superlativo orgullo de graduarse con honores de la Universidad de Harvard a la edad de 21 años e ingresar en la Universidad de Fordham para estudiar leyes.

En sus últimos años disfrutó de su casa y de sus paseos por Nueva York con su nieta. Le encantaba salir a Nueva York y pasear en carros por las amplias avenidas. Le fascinaba tirarse fotos con su nieta en la gran ciudad.

José Martel (centro), reunido de buenos amigos en una tarde inolvidable, entre éstos Alberto Menéndez, su esposa Juanita y Evelio Madariaga, en una fiesta informal de graduación de su nieta Frances cuando regresó de Harvard University en junio del 2009, después de graduarse con honores.

Sentía un gran amor por España y siempre le estuvo agradecido tanto a España como a Los Estados Unidos por las oportunidades que este país le brindó.

Dejó huellas de luz en nosotros. Era un hombre directo, medido y humilde en su forma. Firme en sus convicciones democráticas, en su ferviente anticomunismo.

A través de su ejemplo me enseñó muchas cosas que son parte de mi por el resto de mi vida.

Deja un gran vacío en nosotros. Le damos gracias a Dios de tenerlo siempre cerca por tantos años. Su sentido del humor, su inconfundible risa y sobre todo su sentido humano y su dedicación a la familia estará siempre en nosotros como una llama de azul inextinguible y presente a través de la vida.

Descansa viejo, has cumplido.

Una de las últimas fotos de mi padre con su esposa Francisca el 4 de julio del 2010.

José Martel (centro) en la Plaza de Cárdenas, Cuba, con dos empleados de su taller con las famosas bicicletas Niágara en una foto tomada el 2 de noviembre de 1947.

* Velamos y enterramos al viejo el 18 y 19 de julio del 2010 con la dignidad que merecía. Desde lo profundo de mi corazón gracias a todas las personas que estuvieron conmigo y mi familia en estos difíciles momentos, especialmente a todos los amigos que mostraron su calibre cuando hay que mostrarlo aún no pudiendo estar físicamente presentes. Gracias a los oficiales electos que se presentaron y que tan bien se portaron. Gracias, no lo olvidaré.

Pet Shop Boys – Later

•June 18, 2015 • Leave a Comment

Mi dolor – Roque Dalton

•May 30, 2015 • Leave a Comment

Conozco perfectamente mi dolor:
viene conmigo disfrazado en la sangre
y se ha construido una risa especial
para que no pregunten por su sombra.

Mi dolor, ah, queridos,
mi dolor, ah, querida,
mi dolor, es capaz de inventaros un pájaro,
un cubo de madera
de esos donde los niños
le adivinan un alma musical al alfabeto,
un rincón entrañable
y tibio como la geografía del vino
o como la piel que me dejó las manos
sin pronunciar el himno de tu ancha desnudez de mar

Mi dolor tiene cara de rosa,
de primavera personal que ha venido cantando.
Tras ella esconde su violento cuchillo,
su desatado tigre que me rompió las venas desde antes de nacer
y que trazó los días
de lluvia y de ceniza que mantengo.

Amo profundamente mi dolor,
como a un hijo malo.

A THANK YOU NOTE

•May 25, 2015 • Leave a Comment

With Dr. Richard Boiardo, this man saved my arm and prevented another life threatened episode in just a week. I will always be indebted to him. A great surgeon, an excellent human being. Here on May 24, 2015, five days after the surgery/West Orange, NJ.

I have been writing most of my life, I never thought I would have to write a thank you note like this. Two weeks ago I suffered from an attack of hypoglycemia. I found myself in a diabetic coma, at the edge of death. As I fell, I fractured my arm in five pieces, severely damaging nerves and muscle tissue. Never faced this situation before. Evidently I was able to survive and write this testimony, it is about the people whom I never met before, and who are not appreciated even though we always see them in the streets, coffee shops, hardly recognizing their presence until we have to call them.

The first response to my 911 call was the Union City Police Department who called the Paramedics. this call was made my wife Idania, who even though we are in the middle of a separation did not hesitate to seek help, it would save my life. These people, realizing the danger of the situation, got onto work earnestly while taking me to Hoboken University Medical Center where I finally came out of the coma after sometime surrounded by a group of nurses, doctors, and I clearly remember the concern on the faces of the paramedics as I was coming out of the coma.

On Monday, the 18th, I faced another challenge: to save my arm. It was a complicated surgery that lasted three and a half hours. I was lucky that a great surgeon was on duty the night I fell and he performed the surgery. It is right to recognize and thank these great people who are not often mentioned in the news. UCPD, Paramedics, Dr. Jurado, Dr. Boiardo, nurses and staff of Hoboken University Medical Center Hospital: You make a difference every day, you saved my life. God Bless.

A time to thank the Union City Police Department, not only protecting us from the bad guys but saving lives, this time mine.

Dido & Youssou N’Dour – 7 Seconds

•May 24, 2015 • Leave a Comment

Los rebujitos – Devuelveme

•May 22, 2015 • Leave a Comment

Quiero – Los Rebujitos

•May 8, 2015 • Leave a Comment

El Suso ft. Haze – Callejón del medio

•April 27, 2015 • Leave a Comment

Happy Easter!

•April 4, 2015 • Leave a Comment

John 11: 25 “Jesus said to her, I am the resurrection, and the life: he that believes in me, though he were dead, yet shall he live:”

Viernes Santo: Aut Christus Aut Nihil

•April 3, 2015 • 1 Comment

Hoy es le día que los cristianos vivimos la Pasión del Cristo, nuestro señor, El que se sacrificó por salvar al mundo: EL Hijo de Dios. Desde la madre España hasta los rincones más recónditos del universo los cristianos hoy damos gracias a Dios por enviarnos a Su Hijo para salvarnos por medio de la Fe, a través del puente de Su Amor por nosotros. No existe amor más grande ni sacrificio ni fuerza que se pueda comparar con la del Cristo Redentor, El Cristo de Limpia, El Nazareno.

Es invencible, es La Fuerza del Espíritu Santo que siempre triunfa sobre la sombras: Siempre Cristo no reuné bajo su manto que se esparce sobre toda la tierra y más allá de la vida en la Vida Eterna, que es su más contundente testimonio y prueba de Fe sobre los hombres: su victoria sobre la muerte.

“También ciertamente los recogeré a ustedes de los pueblos y los reuniré entre las tierras entre las cuales han sido esparcidos” Ezequiel 11:17, así un día cercano Cristo nos reunirá a los cubanos de nuevo en nuestra tierra. ¡Qué Viva Cristo Rey! ¡Aut Christus Aut Nihil!

Viernes Santo: Aut Christus Aut Nihil

•April 3, 2015 • Leave a Comment

Rafael Román Martel

Es invencible, es La Fuerza del Espíritu Santo que siempre triunfa sobre la sombras: Siempre Cristo no reuné bajo su manto que se esparce sobre toda la tierra y más allá de la vida en la Vida Eterna, que es su más contundente testimonio y prueba de Fe sobre los hombres: su victoria sobre la muerte.

“También ciertamente los recogeré a ustedes de los pueblos y los reuniré entre las tierras entre las cuales han sido esparcidos” Ezequiel 11:17, así un día cercano Cristo nos reunirá a los cubanos de nuevo en nuestra tierra. ¡Qué Viva Cristo Rey! ¡Aut Christus Aut Nihil!

View original post

Viernes Santo: Aut Christus Aut Nihil

•April 3, 2015 • Leave a Comment

Hoy es le día que los cristianos vivimos la Pasión del Cristo, nuestro señor, El que se sacrificó por salvar al mundo: EL Hijo de Dios. Desde la madre España hasta los rincones más recónditos del universo los cristianos hoy damos gracias a Dios por enviarnos a Su Hijo para salvarnos por medio de la Fe, a través del puente de Su Amor por nosotros. No existe amor más grande ni sacrificio ni fuerza que se pueda comparar con la del Cristo Redentor, El Cristo de Limpia, El Nazareno.

Es invencible, es La Fuerza del Espíritu Santo que siempre triunfa sobre la sombras: Siempre Cristo no reuné bajo su manto que se esparce sobre toda la tierra y más allá de la vida en la Vida Eterna, que es su más contundente testimonio y prueba de Fe sobre los hombres: su victoria sobre la muerte.

“También ciertamente los recogeré a ustedes de los pueblos y los reuniré entre las tierras entre las cuales han sido esparcidos” Ezequiel 11:17, así un día cercano Cristo nos reunirá a los cubanos de nuevo en nuestra tierra. ¡Qué Viva Cristo Rey! ¡Aut Christus Aut Nihil!

Seal – If it’s in my mind, it’s on my face

•March 15, 2015 • Leave a Comment

Noelia – Tú

•March 14, 2015 • Leave a Comment

El pescaito cubano

•March 14, 2015 • Leave a Comment

Maria Corina Machado: Vivimos las Horas Decisivas para la Democracia en Venezuela

•February 26, 2015 • Leave a Comment

Tormentas y Sangre (publicado el 23 de octubre del 2007)

•February 25, 2015 • Leave a Comment

La nueva trova

Hoy, 23 de octubre del 2007, miles de venezolanos protestaron la ridícula medida “legal” con la cual Hugo Chávez abroga el sentido democrático de la constitución. Este es sólo el principio de la lucha de los venezolanos por lograr la libertad, ya que se encuentran ante un dictador que, día a día, va apretando la tuerca de su poder.

Rafael Román Martel

Teniendo los venezolanos la oportunidad de sacar a Chávez del poder por vías democráticas, hicieron lo contrario, lo confiaron con éste, consolidando la esperanza de la nueva ola socialista: utilizar la democracia para alcazar sus propósitos totalitarios. Esto sólo lo pueden hacer en países subdesarrollados políticamente, donde pueden surgir figuras tan patéticas como la de Chávez y alcanzar el poder. Esto no es ningún insulto para los venezolanos. Algo parecido sucedió en Cuba, donde el analfabetismo político ligado al extremismo del cubano provocó la anterior y actual y futura catástrofe.

Y es que estos errores se pagan caros.

Miles de estudiantes y personas de todas edades salieron hoy a la calle a protestar la medida anti democrática del actual presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que le otorga el derecho de ser re-electo sin límites, amparado ante una constitución “democrática”. Este es el comienzo de una dura y quizá larga lucha del noble pueblo de Venezuela. (Foto: Reuters)

La nueva táctica de la internacional socialista está surgiendo efecto en Suramerica. Alcanzan el poder figuras abrazadas por las masas y disfrazadas ante una imagen vendible: el militar populista e idealista que-con gestos y vocabulario de pueblo-viene a rescatar a Venezuela. El indio que merita una oportunidad de rescatar a Bolivia de la oligarquía de la misma forma que la internacional socialista lo proyectó como salvador de la selva. El político rápido, que da la impresión de ser más listo que los otros dos y que cambiará el destino de Ecuador-¿Cúantas veces hemos oído esta canción?-pero que es más débil y manejable que el mulato con apariencia de imbécil y que el indio tonto. El hombre de paz que pide (“compra”) aviones F16 para proteger a Brasil ¿De quién? y que se mantiene entre Dios y el diablo con una sonrisa con balas en los dientes. Todos tienen un denominador común: Fidel. Este viejo es el del plan original. Ellos son los ejecutores, los que llevarán a cabo la sagrada misión de destruir al monstruo. A propósito, el mostruo no es bobo.

Cuando todo está en su punto y listo para servir llega un argentino-con una perenne máscara de cínico- que entrega a su mujer a la nueva consagración política. Esta “muchacha” es la figura del progresismo, la nueva Evita que viene ¿a qué más? sino a salvar a los argentinos de ellos mismos. Una tarea imposible.

El maestro suplente ahora es Chávez que el pasado viernes 19 de octubre del 2007 dio toda una clase en cómo agarrar al poder por el cuello mediante la democracia venezolana: el artículo 230 de la constitución bolivariana (?) le otorga el poder de ser reelegido indefinidamente como presidente de Venezuela. Los legisladores norteamericanos se están riendo todavía, pero este chiste de mal gusto aqui es una pesadilla allí. Y la pesadilla la cargará el futuro de los venezolanos sobre sus espaldas por muchos años. Ellos lo eligieron, asi como el ingenuo pueblo de Cuba aclamó a Castro en el 59, y ahora tienen que pagar las consecuencias. Tendrán a Chávez hasta que se lo quiten de arriba a tiros o tendrán que lidiar con otra Cuba en medio de América Latina: una Cuba con petróleo, un loco con dinero.

El dolor de cabeza que causará Chávez no ha comenzado. Repercutirá en este país, que tendrá que recibir otra resaca de emigrantes por millares, aquí donde las leyes de inmigración están apretando el nudo por razones obvias. Pero el mayor problema lo causará a sus hermanos latinoamericanos. Algunos de los nuevos miembros de La Nueva Trova tienen una idea de lo que viene. Otros no. La solidaridad socialista se derrumba pronto cuando usted para un dedo y hace una pregunta. Chávez se está preparando para ser el moderador oficial del socialismo en el debate latinoamericano, que será reducido a un mitin de partido.

El pasado viernes Chávez aseguró su poder en su país. Los nobles y admirables venezolanos que se han tirado a las calles tendrán que hacer mucho más para quitarse a esta plaga de arriba. Siendo víctima del comunismo fidelista me solidarizo con este pueblo que se niega a ser esclavo y les deseo la mejor de las suertes: una verdadera democracia. Sin embargo, el horizonte sólo pronostica tormentas y sangre.

Octubre 23 del 2007, foto de Reuters.

Policía bolivariana asesina a joven de 14 años en manifestación en Táchira

•February 24, 2015 • Leave a Comment


Venezuela: Maduro y Cabello secuestran al alcalde de Caracas Antonio Ledesma

•February 20, 2015 • 1 Comment

España y el oscuro horizonte

•February 19, 2015 • 2 Comments

Rafael Román Martel

Entre las divisiones que plagan en los últimos años a España no existe ningún factor más divisivo que la extrema radical de “Podemos”, dirigida por Pablo Iglesias, cuya organización se reporta ha estado financiada de manera directa o indirecta por el gobierno “populista” del Ecuador y el régimen chavista de Nicolás Maduro.

Y es que España no es fácil.

Los separatistas vascos siempre con la matraquilla de que son un país independiente. Andalucía ya casi lo es (o por lo menos es tan comunista como española). Los catalanes, siempre haciéndose los graciosos, contestan en Catalán si algún turista o incluso español les habla en castellano. Este es un chiste gastado por más de 50 años. Es el fenómeno de la imitación. Quieren ser Texas con la diferencia de que no son texanos. Cuando los vientos soplan fuerte para la nación norteamericana los últimos se hacen un factor de cohesión imprescindible, coherente y determinante para la unidad del país. A los catalanes les da por abolir el dinero y todas las leyes, repartir bonos y declarar la anarquía como sistema “legal”.

En la España porst-franquista una unidad semejante ha dejado de existir.

Los comunistas, causantes de la Guerra Civil Española, ahora amenazan con radicalizar su agresividad, imponiendo una política castro-chavista.

Han trabajado a las masas con paciencia. Su máximo líder: El comandante Iglesias, habla despacio aunque suelte espumas de Cobra por su boca.

Recientemente Iglesias estuvo en Nueva York, apoyado por la ya gastada “Starbucks Guerrilla” que deambula por La Gran Manzana luchando por la internacional socialista y su máxima ambición: implantar el comunismo en Central Park. Se mantienen alzados en los Starbucks Café, donde libran la lucha urbana con sus peligrosos Café Lattés. Tienen muchos puntos en común pero el principal es que son “revolucionarios profesionales”, o sea no trabajan.

El jabón y el trabajo son enemigos oligarcas de estos combatientes revolucionarios.

No añaden nada a la economía de este país pero se pasan la vida “freeloading” del imperialismo. Son geniales.

Cuando un estudiante en un foro universitario le hizo una pregunta seria a Pablemos, éste, una vez más recurrió al materialismo dialéctico. Y, apoyado por sus anfitriones, los guerrilleros del East Side Manhattan (armados hasta los dientes de sus Tiramisu Frappuccinos), fue aplaudido por las masas enardecidas: unos 100 asistentes.

En la España de Franco, el líder que ganó una guerra e hizo posible que hoy Iglesias tuviera un partido de radical izquierda, se hubiera dicho que este tipo “no mola”.

Y es que Iglesias no mola, ni él ni Tania “La Guerrillera” ni Monedero. De este último no recuerdo ni el primer nombre pero lo que tiene de monedero son unos 425,000 euros que, se ha reportado, este señor recibió del chavismo por sus servicios como “consejero” del gorilato, como lo llama Federico Jiménez Losantos.

No molan.

No.

Pero en las calles de Madrid, me dice una amiga, los madrileños están esperanzados con “Cola de Gato” y sus secuaces.

Da la impresión de que Madrid votará por el engaño.

Los cientos de miles de jóvenes españoles que se emborrachan y se drogan cada fin de semana en La Madre Patria me recuerdan a la frase del Ivancito en “Los Santos Inocentes” de Miguel Debiles: “Una guerra les daría yo”. Qué lástima. Qué pena. Los ciudadanos de una de las capitales más importantes y libres del mundo, donde tanto se sufrió por el comunismo quieren repetir el purgante, raspar en los odios y las heridas de más de 70 años.

Es como si una buena parte de éstos quisieran comer raíces otra vez.

Muy lejos estoy de ser, en ningún sentido, un señorito español pero una guerra les daría yo.

Cuando Debiles describió el abuso de los vencedores en la post-guerra jamás imaginó que las capitales españolas y hasta los pequeños pueblos hubiesen sido invadidos por hordas de hermanos suramericanos y africanos, quienes reciben ayuda social del estado español. Se pasan criticando a España. Robando, insultando, jodiendo a los españoles con sus inexistentes modales, con sus groseras e insultantes señas hacia los que los han acogido en sus seno después de escapar de la más paupérrima miseria y la más inhumana violencia.

Y es que son mal agradecidos, muchos mal nacidos. Y España le ha abierto las puertas de su generosidad, o de su ingenuidad.

¿Quién ha traído a toda esta gente a España? ¿A Francia? ¿A Alemania? ¿A Holanda? Los políticos corruptos de los partidos socialistas y hasta de que se disfrazan bajo una cortina derechista. Estos han creado la crisis. Han defalcado bancos. Han inflado la industria inmobiliaria, haciendo de los españoles el blanco de su corrupción. Entonces quién viene a “salvar” a España: “Podemos” y Pablo “Churches”, el Mohamed de los cristianos extraviados, el hombre de la cola, el hocico y la hoz.

Pobre España si vota por este partido comunista. El partido de Carrillo, asesino de más de seis mil en Paracuellos de Jarama, de la asquerosa, asesina y cobarde estalinista; “La Pasionaria”, del “Lenin de España”; Largo Caballero. Y desde luego el partido de Juanita Rico, a la cual el oligarca Rafael Alberti le dedicó un poema por orinar encima del cadáver de Juan Cuellar Campos, un joven falangista de 18 años, después de hacer añicos su cabeza en pleno Madrid el 10 de junio de 1934 hasta el punto que ni su madre lo pudo reconocer. El partido de cientos de Chekas, de los 13.000 religiosos ultrajados y asesinados por estos comunistas. El partido de la tortura y la miseria. La ideología que asesinó a más de 100 millones de seres humanos en el siglo XX y sigue matando, encarcelando y torturando a nombre del “proletariado.”

Claro que no estamos de acuerdo con la xenofobia ni el abuso de los emigrantes pero esto es muy difícil de entender para los españoles que aman a su patria y a sus tradiciones y a su tierra: abonada con la sangre de los cientos de miles que lucharon para liberarla del yugo islámico por más de seis siglos, por la invasión napoleónica en 1808 y por el esclavismo soviético en 1936. Claro que no estamos de acuerdo con la violencia ni los maltratos hacia emigrantes que respetuosamente y agradecidamente, arribaron y arriban a este gran país en busca de refugio o de trabajo, como fue el caso de mi familia en 1970. Jamás se le ocurrió a mis padres demandar ningún derecho, mucho menos insultar a las autoridades españolas ni al pueblo español.

Agradecimiento era nuestro deber y así como mis padres lo hicieron le estaré agradecido a España su acogida en ‘tiempos revueltos.’

Muchas amenazas se ciñen sobre España. “Podemos” es la más peligrosa. Los jóvenes nacionalistas son otra. Con razones mucho más poderosas que las de los comunistas que intentan imponer por medio del engaño y luego de la fuerza sus condiciones, la ultraderecha combate a una ideología foránea que terminaría por hundir en la peor desgracia a la nación que tantos amamos y respetamos.