Ultima hora: Se deteriora la democracia en Venezuela

Rafael Román Martel

Diputados democráticos en la Asamblea Nacional de Venezuela siendo golpeados por esbirros maduristas el 30 de abril del 2013.

Cada hora la situación de Venezuela se deteriora a pasos peligrosamente agigantados. Diosdado cabello, en su función como Presidente de la Asamblea hace unos días comenzó a poner en marcha las órdenes de El Ilegítimo: “radicalizar la revolución”. Hace unas horas acaban de caerle a golpes en el seno de la asamblea a los diputados Julio Borges, Maria Corina Machado y otros a los Cabello les negaba el derecho a expresarse en este foro que hasta que Nicols Maduro rob las elecciones tenia algo de simbolismo democratico en Vwenezuela. La bestia del comunismo se ha desatado sus furias contra el pueblo venezolano: y el corazon del comunismo es odio. Esta es la “palabra de orden”. Y esto implica desde salvajes ataques a legisladores de oposición en el seno de la Asamblea Nacional hasta asesinatos políticos disfrazados de robo y en este período de represión total vendrá la persecución y encarcelamiento de los líderes democráticos venezolanos.

El reino del terror se ha apoderando de la sociedad venezolana. Cada día incrementan los insultos de parte de los maduranos, las amenazas se multiplican y la violencia incrementa ante los azorados ojos del pueblo, que ha caído en manos de un hampa estatal, más aún, de un imperio cubano. El arresto de Henrique Capriles muy probablemente ya haya sido planeado en La Habana. Y si los ocho millones y medio de venezolanos que votaron por Capriles no se lanzan y conquistan las calles todo esfuerzo del líder habrá sido en vano.

Las señales son muy claras. Los comunistas venezolanos y sus compañeros cubanos han decidido eliminar a todo el que les oponga resistencia. Ya no desean dialogar con la oposición. Peor, ya no quieren hablar; sólo con el poder bruto y las armas.

La diputada María Corina Machado una de siete parlamentarios salvajemente agredidos en la Asamblea Nacional hoy 30 de abril del 2013, en rueda de prensa en la que expresó en detalles como los golpeados los representantes mientras Diodado Cabello sonreía.

Venezuela dio la impresión de haber salido de una tiranía cuando Hugo Chávez murió y hoy está en el transcurso de una dictadura que acabará, de manera circular, siendo otra tiranía, mucho más cruda, mucho más controlada por los agentes invasores cubanos, mucho más directa y revelante en sus manifestaciones de odio. El odio no de los fascistas a quienes las tropas norteamericanas rotundamente derrotaron en la Segunda Guerra Mundial, sino de los hermanos Castro y sus familias que han logrado reducir a su pueblo a una aldea latifundista. El odio comunista, azote de la humanidad.

Todo está claro: Maduro llevará al pueblo venezolano a la ruina de una u otra forma.

Si triunfa en sus esfuerzos por ser el mercenario pagado por el régimen cubano Venezuela quedará al mismo nivel de Cuba. Si la oposición logra el apoyo de los militares que saben que están siendo dominados por la familia Castro y se organizan y se rebelan ante la epidemia: la guerra civil hará estragos jamás experimentados por el pueblo venezolano.

Maduro y sus seguidores han llevado a la nación a un callejón cuya única salida es la guerra o el dominio total por parte de los comunistas cubanos de uno de los países más ricos en recursos naturales y humanos del hemisferio.

La dictadura cubana lleva 14 años exprimiendo la teta venezolana sin piedad. Sin piedad para los venezolanos y sin resultados para el pueblo cubano que continúa sufriendo la plaga de la escasez y la miseria a la que ha sido amaestrado por tres generaciones.

Hoy, 30 de abril del 2013, el mismo día en que han “secuestrado” al secretario de Nicolás Maduro para-se supone-robarle su “camioneta”, Diosdado Cabello no ha permitido ni abrir la boca a los diputados de oposición en la asamblea nacional. Imagínese usted que los demócratas no le permitan hablar a los republicanos en el congreso y en el senado de Los Estados Unidos porque no hayan reconocido un claro fraude electoral que los demócratas hayan cometido.

Es por esto que la Primera y Segunda Enmienda de este país mantienen su importantísima vigencia. Y es esto la razón por la cual los regímenes dictatoriales mantienen las armas para sus cuerpos represivos, jamás en los brazos de un pueblo libre.

Y es por esto que los “comunistas de café” que pueblan nuestras calles hacen lo imposible por arrebatarnos el derecho de adquirir armas de fuego.

En Venezuela una buena a parte del elemento represivo se le llama “motorizados”, un eufemismo para esbirros, mercenarios y asesinos. Gozan de la tener las armas más sofisticadas y de la impunidad de los líderes comunistas manejados como marionetas desde La Habana.

Hoy, en otro abuso oficialista, le negaron la palabra al diputado Alfonso Marquinas en la Comisión de Finanzas. El próximo paso será tirarle en una celda inmunda, mientras continúan torturando a los estudiantes en Checas, de momento improvisadas, mañana sofisticadas como lo hicieron el La Guerra Civil Española.

Los comunistas no cambian. La maldad y el odio son su Credo.

Entonces serán los diputados los que caigan bajo las garras de los verdugos castristas y sus súbditos venezolanos, después vendrán a ser martirizados sus opositores o sospechosos de opositores del pueblo. Después será el pueblo y más tarde la purga estalinista poblará de luto a este gran país.

La historia del comunismo es una trasnochada serie de crímenes que han sobrepasado los límites de la infrahumanidad.

En Venezuela han encontrado tierra fértil y provechosa para sus maldades.

El mensaje de sus operativos en la televisión oficialista e importantes posiciones políticas dentro de la nomenclatura pronostican las draconianas intenciones que han marcado al comunismo-rey de la mentira, el abuso y el crimen-como la fuerza más diabólica que ha azotado el universo. Su inigualable record habla por sí mismo: Más de 120 millones de victimas asesinadas en el sigo XX.

Los jefes del “gorilato” han encarcelado a un general que, por ser honesto y patriota. está en huelga de hambre desde su detención hace tres días y como dice el sabio refrán español: “Cuando veas las barbas de tu vecino arder pon en remojo las tuyas.” Los diputados y líderes de oposición venezolana tienen un pie en la cárcel y el otro en salir del país.

Esto último se hace más difícil cada día por razones éticas y políticas para los líderes opositores en Venezuela. Ellos, como la valiente televisión de oposición Globovisión, continúan en un estado de semi-obediencia a la interpretación comunista de la constitución, a la que los comunistas ni obedecen ni respetan. Los demócratas valientemente no quieren dar su brazo a torcer y siguen conduciéndose como si en el país hubieran reglas democráticas.

Prácticamente están a merced de las armas de los comunistas dirigidos por La Habana y sus agentes entrenados en Cuba.

Horizonte tenebroso se cierne sobre este gran país. Mucho más oscuro y sangriento que el que pronostiqué en el 2007. Con tales padrinos como Fidel y Raúl Castro y cadavéricos personajes como los secuaces de Maduro y sus gorilas no se puede esperar nada bueno del futuro de millones de venezolanos, quienes sólo aspiran a vivir en paz.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: