XVIII

XVIII

Hay horas,
Instantes
Que para salvar esta vida
Es necesario tirarse al abismo
Es necesario para dejar sangre
En la letra
Sentir fuego en las entrañas
Quemarse viviendo
Arrojarlo todo
En la poesía
Es imposible rasgar la noche
Sin llamas en los ojos
Y lágrimas que nos rompen
La mitad del silencio
Es inevitable
Mentirse que uno vive
Y no quemarse
Porque en el fuego está la vida
En mi se quema tu rostro
Tu pelo
Y la piel que dejaste en mis brazos
Y fuego todo es fuego
Que se derrumba uno tras del otro
Con el menor roce de los labios
Así mordemos la existencia
Quemándote en mi
Consumiéndote en el filo de mis palabras
Entonces eres un gris disfrazado
Al borde de este mar
Que te suspira, te indaga
Tus manos son canciones
Tus besos no se venden
A estrofas rebuscadas
Tu cuerpo es el ritmo
Interno en la metáfora
Vamos a quemarnos juntos
Antes que nos asalte el alba
Soy sólo ese mar
Al final de tu Mirada
Es la hora
Amor
De salvar esta vida
Quemémonos juntos
En el fuego de nos llama.

Rafael Román Martel 9 20 2015 UC

~ by Rafael Martel on September 20, 2015.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: